La rotura fibrilar en el pádel, tratamiento y cómo evitarla

0
5052
Javier Ruiz

Javier Ruiz

Hoy por hoy en cualquier reunión de amigos padeleros se suele escuchar que alguno de los integrantes se haya lesionado a lo largo del año. Y es posible que la mayoría se sorprenda porque, los jugadores de nivel amateur, suelen interpretar que al no correr demasiado el cuerpo no sufre. Esto es un grave error.

El pádel es un deporte intermitente, es decir, no es continuo y tiene diferentes intensidades. Y esto, para los músculos, es muchísimo peor por los parones y arrancadas que realizamos constantemente.

También, y aunque no lo parezca, durante el partido se suelen dar varios saltos a lo largo de la hora y media que dura el juego. Los saltos son bastantes agresivos para el cuerpo ya que la pliometría es uno de los ejercicios más duros para el cuerpo.

Sin duda, uno de los movimientos que más lesiones provoca en los partidos de pádel es la rotura de los gemelos. Normalmente se producen en las arrancadas, cuando el contrario realiza una dejada. En ese arranque es donde se suelen romper las fibras. Por lo general, como hemos dicho, la mayoría de roturas suelen ser en los gemelos pero también se dan muchísimos casos en los abductores, cuádriceps y espalda.

Ya hemos mencionado la parte baja del cuerpo. Pero, por encima de la cintura, la lesión más habitual es la epicondilitis o comúnmente conocido como codo de tenista, ocasionado principalmente por el peso de la pala, vibraciones y sobrecarga de este tendón situado en el codo.

Luego, aunque de lejos, le sigue la lesión en los hombros también por grandes esfuerzos por pegarle mal y fuerte.

No nos olvidemos que, aunque la pala pesa entre 345 y 390, no es el peso en sí lo que puede provocar lesiones, sino que se encuentra al final de la mano y al moverse con potencia se sabe que físicamente el peso aumenta con la velocidad, y si a esto le sumamos una sobrecarga de trabajo, se produce la lesión.

Cómo evitar lesiones en el pádel

Lo primero a tener en cuenta para evitar una lesión es entrar bien en calor antes de jugar y ejercitar los músculos y articulaciones con movimientos giratorios. También hay que evaluar el estado físico de cada jugador y, por supuesto el índice de masa corporal, es muy importante, ya que un jugador con sobrepeso está forzando el cuerpo entero y un jugador muy delgado con poca masa corporal puede lesionarse con facilidad tendones y ligamentos.

La alimentación también influye en crear condiciones tanto para evitar lesiones como para crear lesiones.

Tratamiento de las lesiones

Cuando un músculo, ligamento o tendón se lesiona es primordial evitar un sobreesfuerzo del músculo afectado, depende del grado de rotura se necesitará reposo o no, pero lo que es seguro que no deberíamos jugar al pádel hasta recuperarnos.

Es imprescindible que curemos la lesión con un profesional de la salud que entienda de este tipo de lesiones, ya que si dejamos pasar el tiempo seguramente no notemos el dolor, pero siempre quedará la herida y será mas fácil que se vuelva a generar la lesión con mucho menos esfuerzo que antes de haberse producido por primera vez.

Recordar siempre que la salud es lo primero y debemos tratar de realizar las recomendaciones para no lesionarnos, y si aun así teniendo cuidado, se produce una lesión, debemos tratarla enseguida y de forma adecuada con un experto.

Dejar respuesta