Análisis Dabber Max D3 2016

0
5603
Dabber Max D3 2016

Dabber Max D3

Tabla de Contenidos

Análisis Dabber Max D3 2016

Dabber es una de las marcas con más historia del pádel internacional. En 1986 lanzó su primera pala de pádel. Desde entonces, no ha dejado de producir modelos de primera calidad, adaptándose a los nuevos tiempos e introduciendo las tecnologías más avanzadas.

Dabber lleva más de 30 años fabricando palas en Argentina, cuna del pádel, y compitiendo directamente con las más grandes marcas dentro de este deporte. Patrocina a diversos jugadores profesionales World Padel Tour. Y no escatiman a la hora de invertir tanto en materiales de primera calidad como en sus estándares básicos de fabricación. Dabber utiliza siempre los mejores materiales del mercado, dando así la máxima calidad en cada detalle de la pala.

Las palas de pádel Dabber se han consolidado en el siglo XXI como una de las preferidas por los aficionados de todo el mundo. Su mejor pala es la Dabber Max D3, un modelo de inmejorables prestaciones que hoy analizamos al detalle después de probarla dentro de la pista.

Características Dabber Max D3 2016

Como es habitual, comenzamos hablando de las características técnicas de esta pala. La Dabber Max D3 2016 ha vuelto a fabricarse en forma de lágrima para ofrecer una destacada potencia. Tiene un perfil de 38 mm y su peso está comprendido entre 355 y 385 gramos.

Este año en su fabricación se ha combinado la fibra de carbono y la fibra de vidrio. Para el núcleo cuenta con goma EVA, que aporta la máxima recuperación del mercado.

Esta unión de materiales nos ofrece una pala de mayor resistencia y durabilidad, con el mejor rendimiento en todos los golpes.

Está recomendada especialmente para jugadores propensos a sufrir lesiones de codo. Pues destaca mucho por su goma de mayor confort, que genera menos vibraciones en cada golpeo.

Potencia por encima de todo

La Dabber Max D3 2016 está destinada a jugadores de nivel avanzado profesional que buscan la máxima potencia. Pero además es una pala que ofrece el mejor comportamiento en cada golpe, ya sea de ataque o un golpe defensivo. Su amplio punto dulce y su fácil manejo nos ofrece un punto extra para que jugadores de nivel intermedio o principiante puedan manejarla con facilidad.

Comportamiento en pista

Si hablamos un poco de su comportamiento en pista, pronto comprobamos que destaca por su gran potencia sobre todo en remates y voleas. Pero en golpes defensivos tampoco se queda atrás. Dispone de buen control y nos permitirá defendernos desde el fondo de la pista con soltura.

Diseño sencillo pero elegante

Finalizamos este análisis con el diseño de la pala. Este año podemos encontrarla de nuevo con sus colores originales. El rojo es el gran protagonista, con detalles en blanco y negro. Para las caras, mantiene la rugosidad para acentuar más los efectos en cada golpe.

En definitiva, la Dabber Max D3 2016 es la mejor pala de la firma. Y, sin duda, una de las más completas del sector.

Dejar respuesta