Consejos para proteger el tobillo a la hora de jugar al pádel

0
7939

Consejos para proteger el tobillo a la hora de jugar al padel

Consejos para proteger el tobillo jugando al pádel

Tabla de Contenidos

Sin lugar a dudas, el pádel es uno de los deportes más divertidos y más sociales que nos podemos encontrar hoy en día. Pero como todos los deportes puede provocar lesiones si no se practica con cuidado. Las articulaciones que más intervienen del tren inferior en este deporte son el tobillo, rodilla y cadera, siendo los tobillos los más sometidos a estrés, debido a los desplazamientos explosivos y rápidos que debemos hacer en muchos de los casos.

Para evitar lesiones, os queremos dejar una seria de consejos que en la medida de lo posible evitarán molestias, torceduras y dolores de tobillos.

1º. Un buen calentamiento siempre es imprescindible

Lo primero que debemos hacer, como siempre que vamos a realizar cualquier actividad físico – deportiva, es un buen calentamiento y ejercicios de movilidad articular, y desplazamientos por la pista.

2º. Uso de zapatillas de pádel adecuadas

Lo segundo, usar unas buenas zapatillas adecuadas a nuestras necesidades, que por supuesto sean específicas para este tipo de superficie. Así evitaremos resbalones innecesarios, y podremos desplazarnos con seguridad. Si ya hemos sufrido algún esguince y/o somos propensos a sufrirlos, es fundamental que estas zapatillas nos aporten una buena estabilidad del pie. En algunos casos se hará necesario el uso de plantillas adecuadas, por ejemplo si tenemos pies planos.

3º Actividad física paralela

Lo tercero, sacar tiempo para realizar una actividad física paralela que nos complemente, de manera que podamos mejorar nuestra condición física y tono muscular, ya que esto es fundamental para no tener torceduras.

Si no tenemos un buen tono muscular que de estabilidad a la articulación, tendremos más “papeletas” para que podamos sufrir alguna lesión.

4º. Uso de tobilleras ortopédicas

Otro consejo para aquellos que tengan esguinces crónicos, sería el uso de tobilleras deportivas u ortopédicas, que nos ayuden a mantener la articulación del tobillo estable durante el juego.

5º. Ejercicios de fuerza para reducir elongación de ligamentos

Para casos extremos, en los que tengamos gran laxitud en los ligamentos del tobillo, es muy recomendable la realización de ejercicios específicos de fuerza, que nos ayuden a reducir esta elongación excesiva de los ligamentos. Estos ejercicios deberán ser siempre enseñados o supervisados por un profesional de la actividad física y del deporte, o por nuestro fisioterapeuta, que son los profesionales que mejor conocen las necesidades de este deporte a nivel articular y muscular, y a nivel biomecánico.

Dejar respuesta